lunes, 27 de enero de 2014

Zulianidad diluida



Víspera del "Día de la Zulianidad". Una fecha que ya se ha ganado un lugar en la agenda de efémerides por estos lados. Quienes son padres de niños en edad escolar ya habrán tenido trabajo buscando materiales para hacer banderas o "disfraces" de wayuu para sus hijos o buscar en google qué es la zulianidad o porqué se festeja.

Que los zulianos celebremos esta fecha es uno de los más significativos logros de aquel incompleto proceso de descentralización que se llevó a cabo en las últimas décadas del siglo pasado. En aquellos años pudimos volver a arañar algunas competencias al gobierno central; nos encargamos de administrar el puente, los aeropuertos, los hospitales y teníamos a quien reclamarle aquí mismo, en nuestra casa.

Recordamos aquel 28 de enero cuando nuestro pueblo -que no era ni zuliano, ni venezolano y quería dejar de ser español- buscaba autonomía para escribir su propia historia, pero luego de recordar, deberíamos mirar la situación actual; hemos retrocido con respecto a lo que habíamos conseguido con el proceso de descentralización. Nos ha vuelto a devorar el centralismo y la zulianidad ha quedado como un concepto limitado al gentilicio y ajeno al espíritu de 1821.

Obedecemos, sin importar el color del gobierno sentado en "Los Cóndores" las órdenes llegadas de Caracas, como obedecíamos las que llegaban de España.

La Zulianidad diluida en las aguas de un lago contamidad que recibe día tras día las porquerías de nuestras ciudades.

Festejaremos un récord guinness al Relámpago del Catatumbo con deforestación en la Sierra y contaminación en los ríos que le dan vida.

¡Qué penosa situación!

 
template by suckmylolly.com