domingo, 27 de enero de 2013

El país de los zulianos


A propósito del 28 de enero.

El país de los zulianos.


Hace unos años, cuando Venezuela parecía regresar al camino de la federación por medio de las leyes de descentralización, se rescató una efeméride que había sido enterrada por la historia venezolana, esa que siempre ha sido dibujada desde Caracas con una visión centralizada y unificada y sin capítulo zuliano; el 28 de enero de 1821. Aquel día la provincia de Maracaybo -sí, se escribía con “y”-  se declaró independiente de la corona española, y es fecha importante porque por vez primera decidíamos con autonomía el camino que queríamos empezar a recorrer como un pueblo soberano.

Poco tiempo pasó y de "Maracaybo" pasamos a Maracaibo y de españoles pasamos a colombianos y a venezolanos  y nos quitaron La Ceiba y Palmarito y las aduanas y la autonomía y hasta nos cambiaron el gentilicio por "maracucho" y asimilamos el término despectivo y se diluyó la gesta  y se diluyeron nuestras fechas y la historia la aprendimos y la enseñamos como dictan desde el centro y enterramos el 28 de enero.

Cuando rescatamos la fecha volvimos a celebrar la zulianidad y volvimos a tenerbandera y la izamos y cantamos nuestro himno en  nuestras escuelas y nos sentimos orgullosamente zulianos, pero ahora esta fecha corre de nuevo el riesgode perder el significado porque  nuestro pueblo se encuentra dividido por líneas trazadas desde lejos, por bandos que anteponen intereses externos a los del Zulia. Seguimos fallándole al país.  El lago que es alma y corazón del Zulia se sigue llenando de la inmundicia de la dejadez y el desapego. Ya no se ven buchones en la costa ni venados en la sabana. Desaparecen bosques, selva y manglares para hacer ranchos que ya hace tiempo dejaron de avergonzar a la vista como símbolo del mal vivir y muestra del fracaso. Atrás quedaron las casitas de colores con cuidados detalles.

Hemos dejado de querer a nuestra tierra.

Que no se gaste el dinero en cambiar el color de las paredes rotas ni de las señales en nuestras calles llenas de huecos que a pesar de tanto petróleo y carbón sacado de sus entrañas en nuestra tierra abunda la pobreza.

El Zulia necesita que sus ciudadanos y gobernantes vuelvan a mirar a casa, vuelvan a preocuparse por el pedacito de tierra propio, por nuestro Lago, nuestros manglares, nuestra sierra, nuestra sabana. Dejemos para siempre  la división sembrada desde donde borraron nuestra historia y construyamos juntos un país mejor y volvamos a mirar al Lago desde Maracaibo y Gibraltar, desde Cabimas y Barranquitas y volvamos a bañarnos en él.

Que vuelvan los buchones y caletas al malecón. Que vuelvan los delfines y los venados, que vuelva el aire limpio y la tierra fértil. Que no hayan ranchos en el país de los zulianos, porque no los había en  1821.

Que el 28 de enero miremos al Lago, miremos a la sierra, miremos los manglares y enderecemos el rumbo construyendo juntos el país que queremos los zulianos.

¡Feliz día del Zulia!

 
template by suckmylolly.com