miércoles, 4 de febrero de 2009

Regionalismo Alado

Noé González

Es suficiente la lloradera de quienes ciñen la zulianidad a la medida presupuestaria. Plañideros que se venden como gestores de cualquier sector regional en procura de reales, aceitando el engranaje de corrupción que ha montado la burocracia pública en la administración.

El uso del sentimiento regional de reivindicación frente a los dominios abusivos que desde el siglo XIX las élites caraqueñas - oligarquías primero y partidos después - ejercen sobre la sociedad zuliana, hasta hoy ha servido a intereses privilegiados. Ha sido el señuelo con el que las élites de estos lados han arrebatado asuntos y recursos al poder central para su usufructo. Expediente al que se recurre cada cierto tiempo para favorecer la apropiación de rentas que robustecen la trama del poder regional.

Es posible que el regionalismo sea el bastión idiosincrásico de nuestro sentir al que ha quedado reducido el sentimiento autonómico que se fundó en los siglos XVIII y XIX y que en palabras de la Junta Reivindicadora de la Autonomía del Zulia (1890) "en el pueblo es un instinto y en todos los zulianos constituye una pasión", de allí su búsqueda con febril agitación. Así, pues, es la autonomía o la autodeterminación la reivindicación política e histórica por excelencia, más allá de la dimensión fiscal/presupuestaria, todavía a la espera de un proyecto de región, de sociedad y de gobierno cargados de pueblo zuliano que aperture los horizontes de su realización.

Esta descentralización que conocemos, su concepción y alcances, sirve para lucrar a la burocracia que transmuta su papel en alcabala recaudadora de peajes sobre los proyectos de inversión regionales y encaja redondita en la vocación de subordinados que tiene buena parte de la dirigencia política local. La descentralización que cocinaron en sus días la Copre y los partidos no le sirve al Zulia ni a sus intereses populares. Apostar por subvertirla y propugnar otro arreglo federal no es separatismo, antes bien es fidelidad constitucional.

Pero además nos atrevemos a sugerir la necesidad de que el regionalismo como savia de nuestra especificidad nacional beba de las fuentes riquísimas de la tradición política socialista y de los valores de la modernidad para la construcción de un ideario que se alinee con las expectativas de vida digna del último de los zulianos. Hay que darle aliento popular al sentir regionalista y rescatar aquella vocación autonómica para hacernos de nuestro futuro. Dos hechos objetivos convocan a agitar las alas. Uno, los tiempos globales que andamos antes que pulverizar las identidades las está avivando. Dos, la desintegración del modelo rentista, base económica del centralismo.

Publicado en el diario Panorama, 9 de abril de 2003.

1 comments:

Paulistas Independentes dijo...

Desde de São Paulo,do movimento separatista Adp,saudações aos amigos zulianos e nosso apoio o vosso movimento.

http://www.republicadesaopaulo.no.comunidades.net

Um abraço desde a Nação Paulista Independente

Non Dvcor dvco

 
template by suckmylolly.com