jueves, 31 de diciembre de 2009

El Zulia

Israel Fernández Amaya

Concluido el proceso electoral y reelecto el gobernador Manuel Rosales, nace la necesidad de asumir retos en el pueblo zuliano. El resultado es aleccionador y repetitivo: aquí se vota y gana quien el zuliano escoja, no se imponen candidaturas. Se premia y castiga. Le pasó a AD, a Copei, al MAS, a Convergencia y hoy al chavismo.

Gritamos independencia en el siglo XIX y comienzos del XX no sólo contra España sino también contra el poder central. El viejo sueño de un Zulia independiente está latente en el corazón de cada zuliano.

Hemos sido vapuleados por el centralismo desde la Colonia hasta el presente. De eso no hay duda, y hoy cuando en la región zuliana se evidencia una madurez de valores a la hora de escoger sus gobernantes, es propicia la oportunidad para demandar y sembrar niveles de exigencia, de respeto, justicia e imposición de la legalidad en la relación gobierno central - gobierno regional.

Hablar de independencia del Zulia sería un sueño, pero sí podemos en base a las normas constitucionales, pedir y exigir la vigencia del artículo 4 de la Constitución nacional, que habla de la República Bolivariana de Venezuela como un Estado federal y descentralizado y en aplicación de tal concepto, movilizar la opinión pública regional para demostrar que no somos independentistas, sino que sencillamente queremos que se ponga a funcionar el texto constitucional y no se reprima política y económicamente a la región por no ser pro-chavista.

Para ello, paralelamente debe el gobierno regional y sus alcaldías, establecer bases culturales en cada escuela, liceo y a la sociedad en general, generando el estudio de la historia y geografía del Zulia. Enseñarles a los jóvenes de hoy lo que ha sido nuestra región. Que tenemos recuerdos históricos y valores humanos que nos hacen sentir orgullosos de ser zulianos. Que así como el presidente Chávez pretende darle vida a un caudillo de dudosa reputación y trayectoria, como Ezequiel Zamora, el Zulia ha tenido hombres billantes en el siglo XIX y XX que dejaron huella.

Ahora, cuando el resto de la provincia requiere aliento político, el Zulia sin fanatismo y dentro de la legalidad, es el bastión de la autonomía y federación descentralizada.

No puede ser legal ni humanamente posible que la voluntad de un solo hombre, sea la medida para disponer de nuestros recursos y vida, sin que haya una respuesta. Por ello es necesario activar los mecanismos legales que den vida a descentralización y federalismo.


Publicado en el diario La Verdad, 13 de noviembre de 2004

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Las derrotas del 2009

Se le acaban las páginas al calendario y es época de hacer balance de lo sucedido éste año y hacer proyecciones de lo que nos espera el próximo, y ésta tarea es fácil proclamar que en resumidas cuentas 2009 ha sido uno de los peores años en la historia del Zulia. Si ya teníamos tiempo añorando recuperar algunas de las facultades del Estado Soberano del Zulia, en 2009 lejos de avanzar en esa empresa, vimos como de un zarpazo nos quitaban puertos, aeropuertos (1) y hasta el mismísimo Puente sobre el Lago (2), emblema mismo de la zulianidad.

El tradicional desprecio del gobierno venezolano hacia las instituciones zulianas ha llegado éste año hasta situaciones intolerables... ¿o tolerables?, porque al final las agresiones y el despojo son asumidas por pueblo y gobierno como ya viene siendo habitual, !pobre país de los zulianos despojado, humillado y sumiso!, y sin embargo, manteniendo fidelidad a la Venezuela republicana, esa que quitó de en medio a la Venezuela federal con la que los zulianos estábamos comprometidos.

2010 apunta a ser otro año de carencias y ya se denuncia con amargura e impotencia el presupuesto que el bendito Situado asigna a los zulianos (3), que no entiende de inflación, ni progreso, ni necesidades, que no es más que números rojos, rojitos, que firman los que defienden al gobierno venezolano, que no es zuliano sino anti-zuliano, aunque esté plagado (lleno de plagas) de gente nacida en éstas tierras calurosas, y que sin vergüenza alguna proclaman sumisión a los intereses centrales y con cinismo su gentilicio.

Termina un año negro en la campaña autonomista zuliana por las derrotas sufridas en nuestras aspiraciones, pero no significa otra cosa que la necesidad de entender la soberanía como único camino al desarrollo y al progreso de nuestro país y las ganas de seguir empeñados en la lucha por un estatuto de Autonomía.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Post Nubila Phœbus

La Universidad del Zulia celebra 118 años desde su establecimiento el 11 de septiembre de 1891 y hoy como entonces sigue siendo el alma máter zuliana fiel defensora de la identidad de nuestro pueblo, su autonomía y sus derechos.

Es necesario en ésta fecha recordar que nuestra Universidad ha sido ejemplo de lucha del pueblo zuliano ante el gobierno venezolano desde incluso antes de su establecimiento como cuando en la reforma constitucional de 1890 el Zulia luchaba por su derecho a convertirse en estado federal autónomo e independiente y en medio del consenso de defensa ante los ataques de las ideas centralistas sembradas por Antonio Guzmán Blanco, la comunidad zuliana en pleno, liderada por los diputados Francisco Eugenio Bustamante, Antonio Aranguren y Rafael López Baralt consiguió que el 29 de mayo de 1891, el Gobierno de Venezuela elevara a Universidad al Colegio Federal de Maracaibo como institución consagrada a la defensa de los intereses del Zulia.

Hoy la comunidad universitaria sale a las calles(1) a manifestar nuevamente las agresiones del poder central que hoy como hace 118 años sigue tratando de someter la voluntad zuliana de autonomía y progreso.

Portal de la Universidad del Zulia

Historia de la Universidad del Zulia
L.U.Z. en Wikipedia

sábado, 15 de agosto de 2009

El Himno del Zulia

Letra de Udón Pérez y música de José Antonio Chaves.

Decretado oficialmente como Himno del Zulia el 15 de agosto de 1909 por el Presidente del Zulia José Ignacio Lares.


Sobre palmas y lauros de oro
yergue el Zulia su limpio blasón
y flamea en su plaustro sonoro
del progreso el radiante pendón.

I

La luz con que el relámpago
tenaz del Catatumbo,
del nauto fija el rumbo,
cual límpido farol;
el alba de los trópicos
la hoguera que deslumbra
cuando al zenit se encumbra
la cuádriga del sol....
No emulen de tus glorias
el fúlgido arrebol!

II

En la defensa olímpica
de los nativos fueros
tus hijos, sus aceros
llevaron al confín;
ciñendo lauros múltiples
los viste con arrob
del Avila a Junín;
y en el tarque y Ayacucho
vibraron su clarín.

III

Erguido como Júpiter,
la diestra de alto armada,
de rabia y de rencor;
las veces que los sátrapas
quisieron tu mansilla;
mirarte de rodilla
sin prez y sin honor....
cayó sobre sus frentes
tu rayo vengador.

IV

Y luego que la cólera
de tu justicia calmas,
va en pós de nuevas palmas
tu espíritu viváz;
en áulas y areópagos,
cabildos y liceos,
te brinda sus trofeos
el numen de la Paz;
y vése en blanca aureola
resplandecer tu faz.

V

En tu carroza ligera
que tiran diez corceles,
de cantos y laureles
quirnaldas mil se ven.
Allí del Arte el símbolo
del sabio la corona
del Temis y Pompona
la espada y el alirén,
la enseñab del trabajo
y el lábaro del bien.

VI

Jamás, jamás los déspotas
o la invasión taimada,
te obliguen a trocar;
y sigas a la cúspide,
triunfante como eres
rumores de talleres
oyendo sin cesar
en vez de los clarines
y el parche militar.

viernes, 14 de agosto de 2009

Centenario del Himno del Zulia



Actos conmemorativos del centésimo aniversario del Himno Nacional del Zulia.

Hoy a las 12:00 del mediodía se pide hacer sonar en emisoras de radio y tv el himno zuliano

lunes, 29 de junio de 2009

Independencia del Zulia

Fergus Walshe

Existen muchos trabajos de valores zulianos que detallan las intenciones independentistas de esta tierra. Desde el principio de la colonia, el Zulia intentó separarse de la Capitanía de Venezuela; unas veces junto a otro territorio de la Nueva Granada y en otras oportunidades unido al estado Táchira. El conocido guerrero zuliano Venancio Pulgar, nada pacífico y que incendió las poblaciones de San José y Machiques, también figuró entre aquellos que quisieron separarnos de Venezuela. Durante la guerra de independencia, el pueblo zuliano tampoco era muy amigo de ser dependientes de aquella muy lejana ciudad de Caracas. Hoy, los acontecimientos nos deben llevar a la reflexión que el Zulia debe buscar su independencia económica. Debemos conseguir que lo generado por los procesos de extracción y comercialización del petróleo y el carbón, sea aplicado a nuestra población en estructuras y mejoras.

Que el producto del IVA por transacciones típicas mercantiles, se destinen efectivamente al estado donde se produce la acción. Otro cuento contarían los municipios Mara y Páez, ni que decir de todos los municipios de la Costa Oriental del Lago.

Estas practicas harían que los estados fueran más eficientes en la generación y aprovechamiento de sus propios ingresos y no se generaría esa dependencia y centralización del poder en la capital. Debemos buscar las soluciones a las arbitrariedades impositivas centralizadoras para conseguir el impulso de la independencia económica del Zulia regulando, no lo que nos toco por asignaciones, sino, por el contrario, conseguir entregar solo los diezmos al poder central, porque somos parte de una república federalista y descentralizada tal y como está instituido desde hace muchos años en nuestras constituciones y ratificado por el artículo 4 de la nueva Constitución de Venezuela.

Es necesario que los estados se conviertan en entes competitivos y puedan disponer mas directamente de los recursos económicos que ella genera por producción, explotación o la simple actividad comercial. Esta independencia debe nacer desde esta tierra zuliana a través de los tantos y verdaderos valores que nos pueden hacer surgir y darle entre otras cosas, un sistema de salud a tanta gente necesitada; establecer una política de fronteras para evitar la usurpación de nuestras tierras por parte de facinerosos, pero solo lo podemos conseguir participando y sobre todo acudiendo a los procesos electorales necesarios para la recuperación de un sistema plural y democrático.

Publicado en el diario La Verdad, 20 de agosto de 2003

martes, 23 de junio de 2009

El Zulia: República independiente

Juan Carlos Morales M.

El 28 de enero se cumple un año más de la declaración de Independencia de Maracaibo, ocurrida en 1821. Desde el año pasado se celebra en el Zulia el Día de la Zulianidad (1). Esa fecha hace proclive recordar la historia regional y el porqué de las aspiraciones independentistas del Zulia. Durante la época colonial, la región zuliana, desde el punto de vista económico, presentaba rasgos que la distinguían del resto de Venezuela. Desde la Colonia, las aspiraciones autonomistas se hacen presentes en la región, y ya en 1793 el propio Rey de España, le impartió instrucciones al Virrey Ezpeleta concediéndole cierta autonomía al Gobierno e Intendencia de Maracaibo. De 1670 a 1770, el Zulia fue administrado por el Virrey de Bogotá. Algunos historiadores señalan que en 1799 la intención de franceses e ingleses -(era)- apoyar la organización de la República del Zulia bajo el mando de Francisco Javier Pirela. Por otra parte, los zulianos Juan Evangelista González y José Domingo Rus, éste último diputado a las Cortes Españolas en 1811 por la Provincia de Maracaibo, le pidieron al Rey de España que concediera la Independencia aduanera y mercantil a Maracaibo.

Una vez consumada la Independencia de Venezuela, en 1811, el Zulia mantuvo su adhesión a España y solo será el 28 de enero de 1821 cuando el Ayuntamiento de Maracaibo declara a esta provincia "libre e independiente del gobierno español, constituyéndose en República Democrática".

Las interpretaciones de esa Declaración de Independencia pueden enfocarse bajo cuatro aspectos primordiales: 1) Además de la incorporación oficial de la provincia y su ciudad capital a Venezuela, representa una fecha emblemática que encierra el espíritu de autonomía y adscripción del Zulia respecto al proceso de construcción histórica del país nacional. 2) El Zulia, ciertamente, se declara independiente del imperio hispánico y decide integrarse a la unión Grancolombiana en igualdad de condiciones a los otros pueblos que formaban dicha unidad, es decir, Nueva Granada, Venezuela y Ecuador. 3) Realmente esta fecha marca la definitiva decisión del Zulia de formar parte de Venezuela, destacándose que el compromiso de 1821, se mantuvo, a pesar de todas las tempestades políticas que se registraron durante el siglo XIX. 4) El 28 de enero de 1821 equivale a la suma del 19 de abril y 5 de julio nacionales, y ha sido fecha poco valorada en la mayoría de las historias generales de Venezuela e incluso en el Zulia.
Otra propuesta independentista surge en Colombia. En 1858, el General Vicente Herrera, mandatario de Santander (Colombia) concibe la idea de crear el estado Soberano del Zulia, formado por la Provincia de Maracaibo, parte sustancial de Los Andes venezolanos, y por el territorio de la antigua Provincia de Santander y parte de la de Ocaña.

Esta propuesta revela también el sustento del proyecto político y económico concebido, de la realidad, de una región histórica; la región de Maracaibo, país bisagra entre Venezuela y Colombia, con una profunda diferenciación del resto del país.
Para 1863, Jorge Sutherland y Venancio Pulgar, firman un documento en el que parece ser la primera y hasta hoy desconocida de las declaraciones de Independencia de Maracaibo con respecto de Venezuela. La causa dominante que signa dicho documento es de tipo político: defender la autonomía local y sus poderes políticos locales del intento centralista. El lenguaje que usan ambos signantes no llama a dudas; "¡Viva la independencia de Maracaibo!.... ¿Qué puede unirnos ya a esa República (Venezuela) contradictoria que soporta humillada con la resignación del esclavo vil, una dictadura que se organiza como para ser interminable, sin vergüenza ni temor de la historia? (sigue): Rompamos los lazos: ¡Proclamemos la Independencia de Maracaibo! ¡tenemos elementos para subsistir por nosotros mismos!

Años después, en 1868, ante la crisis del gobierno federal, el presidente y Jefe Militar del Estado Zulia, Jorge Sutherland, firma un decreto que estipulaba claramente que el Zulia reasumía su "soberanía original", delegada en los Poderes Nacionales", hasta tanto cesara la situación de inestabilidad política y se restaurara un régimen de paz en Venezuela.

Un año después, en 1869 y debido a la clara intención del poder central de ejercer control aduanal y político sobre Maracaibo, el entonces Presidente del Estado, General Venancio Pulgar, decide la separación del Zulia de la unión nacional, pone en pie de guerra el Estado e invade a Coro para asegurar las fronteras zulianas.

El autonomismo zuliano no muere en 1869. Todavía en 1891, el Presidente del Estado Zulia, General Rafael Parra, hizo imprimir en Europa estampillas y papel sellado con la inscripción: "Estado Soberano del Zulia", que fueron recogidos inmediatamente, pero recordaba que la independencia del Zulia había sido el 28 de enero de 1821 y no el 5 de julio de 1811.

Todo esto nos lleva a una reflexión: El Zulia ha poseído y posee condiciones económicas que hacen totalmente factible su vida como Estado Soberano, las cuales no es preciso mencionar. Históricamente la región ha hecho sentir su voz ante las injusticias de los distintos gobiernos centrales.

El sentimiento autonomista del Zulia no ha muerto y aún hoy la lucha continúa, ya que como dice el historiador Rutilio Ortega "las luchas por relanzar el autonomismo regional, por hacerlo mas realista, no deben cesar. Los zulianos tenemos tradición soberana y debemos continuar luchando por nuestros intereses". Asimismo, el gran Luis Guillermo Govea, decía: Ya en la década de los 80: "Estamos pasando una situación muy crítica y... sin dejar de ser bolivariano, pediría que el Zulia se convirtiera en un estado libre e independiente, porque mientras el Zulia más produce y da más a la nación, más le quitan".

Para finalizar, dejamos esta reflexión de Rutilio Ortega: "El regionalismo, (debe entenderse) como la defensa y engrandecimiento de Venezuela a partir de acciones y decisiones que emanen de las bases provinciales, de enfatizar el derecho de cada estado para participar en la construcción de su presente y de su futuro. Entendido así, resultan totalmente justificadas las acciones tendientes a preservar la identidad de los conglomerados regionales y locales a impulsar la acción ejecutiva de las gobernaciones y alcaldías. Por ello, es lícito hacer frente a ese obsoleto y trágico intento de monopolizar al país en función de pocos, de cenáculos de poder conquistados en la región central del país".

Publicado en el diario Panorama, mayo de 2003

domingo, 21 de junio de 2009

Gaitas y reclamos

Hay mil huelgas que se han hecho,
las que faltan por hacer.

Hay huelgas para comer

y de hambre por un derecho.
No más es de suplicar,
vamos a meterle el pecho
demostrándoles con hechos.
Ya dejemos esta abulia
que aquí vamos a formar
la República del
Zulia.

El sentimiento reivindicativo del pueblo zuliano tradicionalmente se ha manifestado en la gaita haciéndose eco de las demandas de nuestros ciudadanos, de los reclamos ante el centralismo caraqueños que ha expoliado y sigue expoliando los recursos de nuestra tierra hasta dejarnos un lago contaminado, lleno de lemna otra vez (1) y unos pueblos arruinados a lo largo y ancho de nuestra geografía, véase el ejemplo de nuestra Costa Oriental, convertida en tierra de desempleados (2) después de haberle dado riquezas a la Venezuela de las autopistas caraqueñas.

La estrofa con la que iniciamos éste artículo es original de Luis Alberto Ferrer Meleán, reconocido gaitero fallecido un día como hoy 21 de junio del año 1982 y refleja el sentimiento compartido de los zulianos de la necesidad de alcanzar la soberanía de nuestro país ante el centralismo de la Venezuela que ha acabado con la federación fundadora.

Invitamos a leer la reseña sobre la obra de Luis Alberto Ferrer Meleán que publica en su edición de hoy el diario Versión Final.


Foto Versión Final.

lunes, 25 de mayo de 2009

El CLEZ recogerá firmas por la Ley de Hacienda Pública Estadal

En un comunicado del CLEZ publicado el día de hoy en el portal zuliano Noticia al Día, el diputado por Primero Justicia Alejandro Silva informó que proximamente se estará adelantando una recogida de firmas entre la comunidad zuliana para exigir la promulgación de la Ley de Hacienda pública Estadal, ley que ha sido engavetada por la Asamblea Nacional venezolana a pesar de ser un mandato de la Asamblea Constituyente de 1999 y que es una de las demandas de los movimientos autonomistas en el Zulia.

Silva indicó que será una iniciativa del Consejo Legislativo zuliano y que una vez se cumpla con la recolección de firmas se introducirá la solicitud ante el Tribunal Supremo de Justicia, esperando entonces por la promulgación de la ley que permitirá la administración de forma autónoma de recursos económicos en el país zuliano.

Noticia reseñada en Noticia al Día

viernes, 22 de mayo de 2009

Aniversario de la fundación de La Rita

El 22 de mayo se celebra la fundación de la población de La Rita y ya son 219 años transcurridos desde aquel 22 de mayo de 1790 cuando Don Joaquín Primo de Rivera-Brigadier, Gobernador de la Provincia de Maracaibo, hizo oficial la fundación de ésta población de la Costa Oriental del Lago, nombrado Santa Rita en honor a Santa Rita de Casia.

Hoy La Rita es capital del municipio Santa Rita, y cabecera oriental del Puente Rafael Urdaneta, unión de los zulianos de la costa occidental y la costa oriental del lago de Maracaibo.

A todo el pueblo ritero, ¡felicidades!


Alcaldía de Santa Rita
Gobernación del Zulia
Municipio Santa Rita en wikipedia

lunes, 18 de mayo de 2009

La Corona española alimentó el carácter autonómico de la regiones

Esta conciencia se expresó luego del 19 de abril de 1810


Texto de Yamelis Galué Valbuena.


Germán Cardozo Galué, doctorado en el Colegio de México; desde 2005 individuo de número de la Academia Nacional de Historia y últimamente nombrado investigador PPI Emérito, distinción que comparte en LUZ con otros dos insignes investigadores: Bernardo Rodríguez Iturbe y Orlando Castejón, lleva más de tres décadas entregado al oficio de historiador.

"Mucho he aprendido y lo sigo haciendo del trabajo de investigación interdisciplinaria realizada en equipo en la Universidad del Zulia con los colegas del centro de Estudios Históricos del Laboratorio de Historia de la Arquitectura y del Urbanismo Regional y del Centro de Investigación Documental Histórica del Zulia; con ellos, a través del Programa de Investigación La región zuliana en la formación del Estado Nacional. Patrimonio e identidad, he compartido las tareas de reconstrucción e interpretación de la historia zuliana dentro de los parámetros local, regional y nacional".
Cuestiona de manera sustancial los postulados de la "historiografía patria", "patriótica", que se reduce a un antes y un después de la heroica gesta emancipadora; pero también a la "nacionalista" que privilegia el protagonismo de las élites militares y civiles de las capitales de las nuevas repúblicas en la definición, institucionalización y concreción de un "proyecto nacional".

"Empecé a reaccionar en contra de esa visión, cuando Manuel Caballero nos paseó por toda la historiografía venezolana y no aparecía ni el occidente, ni el oriente, ni el sur venezolano. Las regiones no existían en esa historia de héroes".

Así comenzó a organizar su propuesta en relación con la historia venezolana. La nación como tal, lo nuevo que aparece con la república muy lentamente durante el siglo XIX, no es el resultado de la acción de élites cívico y militares, ni de los héroes de la independencia, ni de quienes comenzaron a ocupar la Presidencia en Caracas.

Gracias a historiadores como Cardozo Galué, la historia regional se ha salvado de permanecer sepultada. Su tesis, su aporte a la historiografía, se fundamenta en el concepto de región histórica, como origen de nuestro país. "El origen no es el Virreinato, ni la Capitanía General, sino las regiones que se forman. La región propiamente como tal -la región económica, la región social, la región cultural-, como producto de procesos históricos".

"Mi tesis es que la nación se construye a partir de las regiones históricas (marabina, coreana, barinés, valenciana, caraqueña, cumanesa, barcelonesa, etcétera). Esas son las que participan en la construcción de la nación, a través de sus colectivos sociales. Y no hablo de colectivos sociales elitescos, sino colectivos integrados por una representación popular importante".

Explica que la región histórica surge de vínculos territoriales y humanos y procesos socioeconómicos y culturales compartidos e integrados en la larga duración. Estos espacios originarios de los períodos aborigen, monárquico y republicano, surgen históricamente a partir de los poblados y ciudades que se fueron articulando en lo económico, sociopolítico y cultural.

Cada región, una patria

Para sustentar su tesis, refiere que todavía en 1821, cuando la independencia venezolana era un hecho, la gente piensa que, en ese entonces, ya había nación. Nada más lejos. Cuenta que en los registros de pasajeros encontró que todavía entre 1850 y 1858, la nacionalidad que decían tener los viajeros era la correspondiente a las regiones y no la de la nación: cumanesa, coreana, barcelonés, barinés. "Esto revela que no había nación. Había república. Y había algo más dificil de explicar, un Estado con figura de nación. Pero no había identidad nacional todavía al comenzar la segunda mitad del siglo XIX".

Piensa que el sentido identitario de nación comienza a ser real, no imaginario, en el último tercio del siglo XIX. Incluso, cuando Bolívar habla de nación, no había nación, había república.

Recuerda que cuando Rafael María Baralt, se va a España y en su nostalgia escribe entre 1843 ó 1844, Adiós a la Patria, que comienza con la memorable "Tierra del sol amada" describe su patria y cuál es su patria: la antigua provincia de Maracaibo.

Desde la época del mundo español existía conciencia de que las provincias eran regiones que no sólo respondían a los límites administrativos, modificados en el tiempo, por decisiones de carácter político. Eran mucho más.

Cardozo echa mano a algo muy importante que a veces se desconoce. "La Corona española impuso una forma de controlar estos espacios y evitar la centralización del poder en los virreyes, los gobernadores, los capitanes generales, al establecer relaciones verticales en sus posesiones en América, como parte del Estado español. Para mejor gobernar, divide y vencerás. El Estado se relaciona directamente con cada una de las provincias dentro de una gobernación, una capitanía general. Esa relación vertical del poder hizo que los espacios fueran adquiriendo cada vez más conciencia de su carácter autonómico".

En otras palabras, a través del desarrollo institucional de los cabildos castellanos se gestaron y consolidaron jurisdicciones y provincias a modo de "ciudades-Estados", denominadas por sus habitantes con el significativo nombre de "patrias".

Las regiones y el 19 de abril

¿Qué sabe el venezolano de la historia del 19 de abril de 1810?. ¿Qué nos han enseñado los manuales de historia? que en esta fecha se inicia una etapa de la historia de Venezuela, conocida como la declaración de independencia, protagonizada desde el poder central.

En la memoria perdura la imagen de José Cortés de Madariaga, sacerdote chileno decididamente partidario de la independencia absoluta, detrás de Vicente Emparan, haciendo señas al público, para que contestara que no querían al gobernador. Cuando el pueblo grita: "¡No, no lo queremos!", Emparan arroja esa célebre frase: "Pues yo tampoco quiero mando".

"A eso se reduce el 19 de abril. Me opongo a esa historia. Sin embargo hay que destacar que por primera vez es rechazada una autoridad española, como era Vicente Emparan; además de que ese momento simboliza un contexto histórico que está por enfrentarse. ¿Por qué se llega a ese momento? Se llega por la situación que está viviendo España ante la invasión de Napoleón.

¿Cuándo aparecen las regiones en la historia del 19 de abril? Cuando historiadores como Germán Cardozo Galué, defensores de la historia local y regional, se ocupan de darle vida y sentido a los documentos históricos. Luego del 19 de abril de 1810, surge el interés de Caracas en sumar las provincias a este movimiento. "Van a Coro y son expulasados de Coro; siguen a Maracaibo y aquí no solamente no los reciben sino que los envían presos al Castillo de San Carlos y de allí a Puerto Rico. Entre ellos, un personaje de gran figuración como el Marqués del Toro".

¿Cómo interpretar esa reacción? El Cabildo de Maracaibo desde el siglo XVII (1676) por Real Cédula española, presidía las provincias de Mérida, Espíritu Santo de La Grita, Maracaibo (hoy, Zulia, Mérida, Trujillo y Táchira). Maracaibo le arrebata a las provincias andinas la capitalidad. En 1678, el gobernador que residía en Mérida, traslada su residencia a Maracaibo. Entre 1679 y 1680, unas famosas ferias de mercaderes y agricultores que se hacía en Gibraltar, donde se concentraba la producción para ser llevada a los barcos hacia Europa, son trasladadas a Maracaibo.

Maracaibo comienza a asumir la responsabilidad de capital de provincia ampliada. Maracaibo asume el control del movimiento portuario que se da en toda la cuenca del Lago. "Este es un movimiento denominado circuito agroexportador que adquiere una fuerza enorme, porque se le suma todo lo que constituye el oriente colombiano (el norte de Santander), todo ese espacio funcionaba con la Cuenca del Lago de Maracaibo. El oro de Colombia, del Departamento de Nariño, salía por Maracaibo. Había realmente un poder económico".

Explica que según las demandas del mercado capitalista se estructuraron circuitos económicos que descansaban en una red de ciudades de acopio, dormitorio y puertos; diferenciados en cuanto a la red de intereses de los diversos centros de poder económico y político. Los principales grupos familiares, constituidos en colectivos sociales, instrumentaban los mecanismos necesarios para fortalecer los vínculos y conservar su jerarquía sobre la región. En ellas las rivalidades entre los poderes locales constituidos estaban marcadas por las ambiciones políticas y la competencia por controlar los mercados internos y externos. Sostiene que la misma concepción de la soberanía de los pueblos, basada en el "derecho natural y de gentes" y causante del imaginario autonómico originado y compartido por los colectivos sociales de la Capitanía General, constituyó la argumentación de Guayana, Coro y Maracaibo, para desconocer la convocatoria de Caracas, reconocer al Consejo de Regencia y declarar su permanencia como parte del Estado español.

Las posiciones encontradas entre Maracaibo y Caracas, que afloraron en los momentos iniciales del conflicto emancipador, forman parte, según Cardozo de una vieja rivalidad por el dominio comercial de los mercados caribeños y peninsulares.


Publicao en el semanario La Universidad del Zulia
Séptima época, año 7/No. 361
19/04/2009

viernes, 15 de mayo de 2009

Rumbo Propio pide un Cabildo abierto en el Zulia


La organización autonomista Rumbo Propio para el Zulia en declaraciones realizadas por su presidente Néstor Suárez a la prensa local, ha manifestado su intención de promover un Cabildo abierto con la participación de todos los sectores de la vida pública zuliana que tenga como fin una reforma constitucional que sería sometida a un referendo organizado por instituciones internacionales y que podría tener como resultado la promulgación de un estatuto de autonomía que ampare el derecho de autodeterminación del pueblo zuliano.

Suárez en declaraciones al diario La Verdad dijo: "Nosotros lo que planteamos es un proceso para-constitucional, pero cuya decisión esté avalada por la soberanía popular. El Gobierno (del Presidente Chávez) no puede seguir desconociendo la soberanía popular. La vía para salir de los graves problemas que vive Venezuela es cambiando el sistema actual por un sistema de libre mercado que además sea autonómico".

sábado, 9 de mayo de 2009

Aniversario de la fundación de La Villa del Rosario



El día 9 de mayo es festivo para el pueblo de La Villa del Rosario puesto que se celebra que ese día de 1722 Don Juan de Chourio Iturbide recibió la autorización de la corona española para fundar la villa perijanera.

La capital del municipio Rosario de Perijá es hoy la segunda ciudad más poblada de Perijá y uno de los núcleos urbanos más importantes del Zulia.

Hoy se estarán celebrando distintas actividades para celebrar la efeméride, comenzando con una eucaristía en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y destacando una sesión solemne del Concejo Municipal a celebrarse en el Parque Azael Martínez y un distintas presentaciones musicales.

¡Desde País Zuliano Felicidades al pueblo villero!


Gobernación del Zulia
Calor Perijanero
Perijá.com
La Villa del Rosario (Fotos) Skyscrapercity

jueves, 7 de mayo de 2009

Movimientos autonomistas, soberanistas e independentistas

Alaska



Alaskan Idependence Party (inglés)

Andalucía



Revolucionarios de Andalucía

Pampa



Movimento pela Independência do Pampa (portugués)

País Leonés (País Llïonés)



Conceyu Xoven (leonés)

Quebec



Parti Québécois (francés)

São Paulo



Movimento República de São Paulo (portugués)

Sur de Brasil



Movimento O Sul é o Meu País

lunes, 20 de abril de 2009

De vuelta con el Regionalismo

Lisbeth Rosillón y Jasmín Olivares Santander

Conscientes o inconscientemente nos sabemos diferentes. Nos guste o no, tenemos semejanzas que nos unen a los 3 millones de habitantes de ésta tierra y también a los muchos que se han ido a vivir lejos de ella pero que adrede o no, conservan parte de nuestro modo de ser, de eso que se ha dado en llamar zulianidad.

Nos guste o no, esa semejanza es la que nos diferencia del resto de los 20 millones restantes de venezolanos. Ante todo somos zulianos; la historia -aunque no sabemos reconocerlo- nos pesa. Años de ser la República independiente nos ha dejado una identidad regional, un sentimiento de reconocimiento interno y de diferenciación identificada como etnicidad zuliana, concepto éste que a juicio de algunos historiadores sólo cabe para los grupos fuertemente diferenciados. Denominación que además engloba el sentido de diferenciación y particularidad de un conglomerado humano respecto a otros, un sentido de diferenciación que surge en base a elementos objetivos y del que se podrá tener mayor o menor conciecia por parte de los miembros del grupo en cuestión, etnicidad que podrá reafirmarse, debilitarse, cristalizar en proyectos políticos y hasta desaparecer según el desarrollo mismo de los elementos internos del grupo diferenciado y de los grupos con los cuales está en interacción.

A juicio de muchos -y mea culpas de otros- el regionalismo zuliano se ha quedado un tanto vacío, hueco; se ha debilitado en un regionalismo de la boca para afuera, de versos de gaita y echonerías, sin práctica que lo respalde. El petroleo es acusado como el principal causante de ésta perdida. Lo cierto es que a cuatro años del tercer milenio (artículo escrito en 1996) vivimos del petroleo y sólo nos resta avivar esa etnicidad. Tenemos buenos antecedentes para lograrlo, desde 1870 comenzamos a resistir y superar los ataques a nuestra autonomia. El aislamiento -visto como una desventaja- logramos revertirlo en una oportunidad: nos convertimos en la puerta de entrada para suramérica e incluso competimos cara a cara con los intereses europeos y salimos airosos

Según las mediciones de los historiadores, en los últimos 30 años, Maracaibo ha entrado en un proceso de redescubrimiento, al igual que la región entera ha resurgido en la conciencia de reconocerse a si misma. De ejemplo tenemos que la historia comenzó a tener su peso adecuado con la creación de un Centro de Estudios Históricos de La Universidad del Zulia y la apertura del Centro Zuliano de Investigación Documental de ésta misma institución. Desde nuestra parroquia la esperanza surge con el Proyecto Santa Lucía, un espacio para no olvidar el pasado pero viviéndolo en el presente y, lo más importante, haciendo partícipe a las nuevas generaciones. En la mesa de discusión comienzan a plantearse leyes regionales que le devuelvan parte de lo que el centralismo -y nuestra propia pasividad como zulianos- le ha quitado a ésta región.

Publicado en la edición aniversaria del diario La Columna de Maracaibo !Pa' que vos veáis!, 9 de Septiembre de 1996.

miércoles, 8 de abril de 2009

Estado Federal

La Constitución de 1999, la popularmente llamada "bolivariana", declara en su artículo 4 al Estado venezolano como un Estado Federal, reflejo del origen y constitución del Estado a partir de la independencia de España.

Sin bien ésta constitución bolivariana establece en su articulado las intenciones de establecer un gobierno federal y descentralizado, la Asamblea Nacional de la era chavista ha legislado en función de un estado aún más centralizado que el heredado de la constitución de 1961.

La actual Asamblea monocromática, ha aprobado recientemente algunas de las leyes más demoledoras de los principios federales originales del estado venezolano como la Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público o la nueva Ley Especial sobre Organización y Régimen del Distrito Capital que no es más que la pretensión del ejecutivo nacional de asumir por intermedio de funcionarios "designados a dedo" las competencias reservadas a las regiones y encargadas al ejecutivo regional electo por votación popular.

Desde el Zulia recordamos los hechos acontecidos entre 1863 y 1868 cuando en defensa de la soberanía de nuestro estado federado Jorge Sutherland y Venancio Pulgar llegaron incluso a desconocer el gobierno venezolano cuando éste antes desconocío las condiciones de la federación.

Los gobernantes zulianos tienen el deber de preservar la soberanía zuliana dentro o fuera de la federación venezolana, acorde a la legalidad de la constitución del estado venezolano, reconocido su caracter federal en la constitución vigente.



Art 4: La República de Venezuela es un Estado federal descentralizado en los términos consagrados en esta Constitución y se rige por los principios de integración territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad.

Art.157: La Asamblea Nacional, por mayoría de sus integrantes podrá atribuir a los Municipios o a los Estados determinadas materias de la competencia nacional, a fin de promover la descentralización.

Art. 158: La Descentralización, como política nacional, debe profundizar la democracia, acercando el poder a la población y creando las mejores condiciones, tanto para el ejercicio de la democracia como para la prestación eficaz y eficiente de los cometidos estatales.

martes, 24 de marzo de 2009

El CLEZ aprueba solicitud de Referendo sobre Ley de Descentralización



En sesión especial el Consejo Legislativo del Zulia aprobó la solicitud de realización de un Referendo consultivo sobre la aplicación de la Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público que ha supuesto la intervención militar del Gobierno Nacional en el Puerto y Aeropuerto de Maracaibo.

lunes, 23 de marzo de 2009

Mensaje del Gobernador al pueblo zuliano


En esta hora, cuando se ha violado el carácter originario del Constituyente, cuando se ha irrespetado la Constitución Nacional, y cuando se le ha arrebatado a los zulianos parte de sus más sentidas conquistas, quiero destacar el heroísmo de nuestro bravo pueblo.

En los días recientes crece por todo el Zulia el grito popular de "calle, calle, calle".

En esas consignas impregnadas de bravura y auténtico amor al terruño, va implícito el repudio al zarpazo y a la traición.

Sabemos que este aguerrido pueblo es decente, cordial, trabajador y moderado, pero la historia registra con claridad que también la paciencia zuliana tiene límites.

Incluso, la airada consigna que emerge de los corazones zulianos ya comienza a tomar fuerza en otras regiones de Venezuela.

Ese clamor se enciende mucho más al ver cómo el Presidente de la República invade competencias alardeando de ser el amo de la Fuerza Armada Nacional.

La indignación alcanza ribetes superiores porque este monumento a la ineficiencia que es la revolución ha fracasado en el manejo de la pobreza, la inseguridad y la corrupción.

El Presidente de la República ha manejado más de 850 mil millones de dólares, pero lejos de solucionar los problemas de los pobres ha visto cómo la inseguridad ha dejado más de 100 mil asesinatos en las barriadas venezolanas.

Pese a esa montaña de dólares, ha provocado el cierre de miles de empresas y con ello el desempleo afecta a millones de humildes padres de familia.

Pero esa indignación no puede sacarnos del camino democrático.

Hago un llamado a mi querido pueblo: No caigamos en provocaciones. Apelemos a la inteligencia y a la razón.

Esos abusos y esas agresiones no serán eternas. El viernes en la calle 72 (1) dimos una contundente demostración de esa bravura cuando brotaron desde todos los sectores miles y miles de zulianos. Chávez sabe lo que significa. Podrá atropellar mil veces, pero con cada atropello surgen decenas de demócratas.

Y más temprano que tarde, sin derramar sangre, reconquistaremos lo que nos pertenece.

Aquí no tenemos porqué poner los muertos para decirle al mundo que el Zulia es el primer productor de petróleo, carbón, leche, carne y plátanos del país. Tampoco tenemos que perder vidas para que Chávez admita que en estos 10 años el Zulia, primer pagador de impuestos, le ha aportado no menos de 250 mil millones de dólares sacados de sus entrañas.

Tenemos derecho a trabajar en paz. Tenemos derecho a que se respete la voluntad popular. Son más de 780 mil votos (2), limpiamente ganados, los que avalan nuestra autoridad.

Y ese caudal obtenido el 23 de noviembre de 2008 nos impone el deber de ratificar que no caeremos en el infierno de la violencia que trata de provocar el Gobierno Nacional para ocultar su fracaso.

Vamos a dar la pelea. Seremos un faro para toda Venezuela.

Sabemos que nos han arrebatado temporalmente el Puerto de Maracaibo y el Aeropuerto (3). Así como nos quieren arrebatar a Manuel Rosales (4).

Frente a La Chinita y Dios por delante, ratifico mi compromiso con conducir la defensa del Zulia con coraje, con contundencia y con valentía, sin desviar nuestro sendero democrático.

Ciertamente, estaremos en la calle, abrazados a Dios y a nuestro pueblo.


¡Un abrazo a mi heroico pueblo zuliano!

Dr. Pablo Pérez Álvarez
Gobernador del Zulia

viernes, 20 de marzo de 2009

¡Gran marcha en defensa del Zulia!


País Zuliano, invita a la gran marcha en Defensa de la descentralización y en defensa del Zulia éste viernes 20 de marzo de 2009 en la Calle 72 de Maracaibo.

¡El Zulia se Respeta!

Pablo Pérez en defensa del Zulia



Declaraciones del Gobernador del Zulia, Pablo Pérez Álvarez en defensa del Zulia ante la arremetida del Gobierno Nacional contra las instituciones descentralizadas.

lunes, 16 de marzo de 2009

Carta abierta a los señores Diputados del Zulia


Señores Diputados del Zulia (1): Calixto Antonio Ortega Ríos, Edis Alfonso Ríos Becerra, Lisandro José Cabello, Francisco López Almao, Eliseo Ramón Peña Pineda, Libes de Jesús González González, Omar de Jesús Osorio López, Imad Saab Saab, Rodrigo Eduardo Cabeza Morales, Arcadio José Montiel, Roberto Antonio Quintero Valencia, María de la Paz Briceño de Queipo, Mario Ricardo Isea Bohórquez, Énder de Jesús Palomares Verde, Rafic Souki Rincón yJenny Elina Cedeño Márquez

En nombre de los defensores de la Autonomía, la descentralización, el Estado Federal, la Constitución y los derechos del Zulia, manifestamos nuestro profundo malestar por aprobación de la Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público, recién aprobado por Ustedes, lo que ha permitido al Gobierno Central (ese que siempre ha despreciado al Zulia) reclamar la administración de servicios como el Puerto de Maracaibo (2), que hasta ahora administramos en el Zulia y que genera beneficios a nuestro pueblo así como reclamar también la transferencia de nuestros aeropuertos y carreteras (3).

Señores Diputados, Ustedes que han sido electos por el pueblo zuliano para defender nuestros intereses acaban de dar un gran golpe a la descentralización y a la federación y por tanto un golpe a nuestra tierra. Ustedes, está claro, prefieren seguir las órdenes que reciben de su partido antes que defender los intereses de la tierra que tienen por misión defender.

Han antepuesto las aspiraciones sin límites de su "comandante" a los derechos constitucionales del Zulia, y es que no están atacando Ustedes a Pablo Pérez, ni a Manuel Rosales (que ya sabemos Ustedes tienen por misión hacer lo posible para que no tengan gestiones existosas, manifestando una vez más el desprecio por el Zulia) sinó que están atentando contra la gobernabilidad del Zulia, contra NUESTRAS INSTITUCIONES.

Con lo mucho que ha luchado éste país del Zulia contra el centralismo, que en pro de crear una "identidad nacional venezolana" arrebató nuestra soberanía y borró las condiciones con las cuales nos unimos a la Federación, y menospreció y sigue menospreciando ésta "playa de pescadores", Ustedes se unen al enemigo y revierten en un momento, y por un capricho del nefasto Chávez los tímidos logros alcanzados en nuestra larga lucha.

Hay un adagio popular que Ustedes habrán escuchado, si se dicen zulianos: "el que le pega a su madre se arruina". Ustedes, señores y señoras, le han pegado a su madre, le han pegado a su pueblo, le han pegado al Zulia.

El Zulia no se rendirá.

El Zulia no está lleno de imbéciles, ni de lacayos. El Zulia puede y quiere asumir competencias, administrar nuestras infraestructuras, administrar nuestros recursos. No tenemos que seguir esperando órdenes desde Caracas, como hacen Ustedes señores Diputados, los zulianos defenderemos los intereses de nuestra tierra y condenaremos cualquier atentado contra ella.

En el Zulia se despierta nuevamente el moviemiento autonomista e independentista, que no es nuevo, pero llevaba somnoliento más de un siglo, está despierto y éstas acciones sólo nos dan la razón en nuestras demandas.

Que cada uno tome su puesto, o con Chávez o con el Zulia.


Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público

Chávez ordena toma de Puertos

Chávez ordena a Fuerzas Armadas tomar puerto y aeropuertos



Si Usted quiere comunicarse con su Diputado, puede escribirle a la dirección de correo electrónico que aparece pública en la página de la Asamblea Nacional y que está a disposición de todos los ciudadanos:

Calixto Antonio Ortega Ríos calixtoortega@an.gob.ve
Edis Alfonso Ríos Becerra edisrios@an.gob.ve
Lisandro José Cabello lisandrocabello@an.gob.ve
Francisco López Almao franciscolopez@an.gob.ve
Eliseo Ramón Peña Pineda eliseopena@an.gob.ve
Libes de Jesús González González (no aparece)
Omar de Jesús Osorio López omarlopez@an.gob.ve
Imad Saab Saab imadsaab@an.gob.ve
Rodrigo Eduardo Cabeza Morales rodrigocabeza@an.gob.ve
Arcadio José Montiel arcadiomontiel@an.gob.ve
Roberto Antonio Quintero Valencia robertoquintero@an.gob.ve
María de la Paz Briceño de Queipo mariadequeipo@an.gob.ve
Mario Ricardo Isea Bohórquez marioisea@an.gob.ve
Énder de Jesús Palomares Verde enderpalomares@an.gob.ve
Rafic Souki Rincón raficsouki@an.gov.ve
Jenny Elina Cedeño Márquez jennycedeno@an.gob.ve

lunes, 9 de marzo de 2009

Malo conocido

Una de las razones por las cuales condenamos la enmienda constitucional que ahora permite la postulación de los gobernantes tantas veces como quieran es un aspecto que ha quedado palpable en nuestras elecciones y es que seguimos el adagio popular de "más vale malo conocido que bueno por conocer".

Los zulianos hemos votado a la reelección de nuestros gobernantes tantas veces como hemos podido, desde la mismísima primera vez que tuvimos la oportunidad de hacerlo, en las elecciones de 1993 (1), cuando aún no hablábamos de revoluciones, ni chavismo, ni pitayanquis y los colores electoreros eran el verde y el blanco Oswaldo Álvarez Paz era reelecto como gobernador del Zulia, ganando aquella elección incluso con más votos de los que había tenido en 1989 cuando se convirtió en el primer gobernador electo por voto popular de los zulianos.

La reelección también benefició a Francisco Arias Cárdenas y a Manuel Rosales, es decir, todos los gobernadores que se han postulado para reelegirse lo han conseguido, ¿acaso ha sido por buenos?, la respuesta es NO. Hay dos razones principales: el control del aparato estadal que permite manejar más recursos que otros candidatos y esa teoría del "malo conocido".

Preferimos al malo conocido, da igual si está de Presidente (ahí tenemos a Chávez que sigue ganando 10 años después a pesar del estado caótico en el que se encuentra el país), la gobernación o las alcaldías donde también ha quedado patente ese gustillo por Guatemala, así en Maracaibo hemos reelecto a Fernando Chumaceiro, a Manuel Rosales y hasta al nefasto Gian Carlo Di Martino, con todo el desastre que hizo en la ciudad, que a pesar de acabar con la Red Maestra (el sistema aquel exitoso de buses que estaba acostumbrando a los maracaiberos a paradas y a ir en unidades decentes), entregar el "poli" al centralismo, financiar al Unión Atlético Maracaibo con fondos públicos, acabar con la zona protectora y un largo etcétera de desastres urbanos, tuvo la "gracia" del pueblo y fue reelecto en 2004, TODOS los alcaldes maracaiberos resultaron reelectos.

Y no somos solamente los maracaiberos; en Cabimas reeligieron a Hernán Alemán y a Noé Acosta, en Mara a Salvador Spinello y a Luis Caldera, en Lagunillas a Albenis Arrieta y a Mervin Méndez y en San Francisco a Saady Bijani tantas veces como pudo postularse.

La predicción es que en la próxima elección van a triunfar el 90% de los que se postulen para renovar su cargo, sean rojos, azules, malos o buenos. Que tendremos a Pablo Pérez hasta que él se aburra o le dé por querer ser presidente de Venezuela. Que Luis Caldera, Omar Prieto o Eduin Pirela tienen carta blanca para hacer lo que quieran y seguir gobernando o que Manuel va a poder darse el lujo de escoger el puesto que quiera en el Zulia, total, más conocido que él ninguno.

Tendremos elecciones sólo por formalismo y por secula seculorum votaremos las mismas caras, por aquello de que "el que venga después puede ser peor".

Gracias Chávez, muchas gracias chavistas, nos quedaremos en "muy malo", sólo para no ir a "peor".

miércoles, 4 de febrero de 2009

Regionalismo Alado

Noé González

Es suficiente la lloradera de quienes ciñen la zulianidad a la medida presupuestaria. Plañideros que se venden como gestores de cualquier sector regional en procura de reales, aceitando el engranaje de corrupción que ha montado la burocracia pública en la administración.

El uso del sentimiento regional de reivindicación frente a los dominios abusivos que desde el siglo XIX las élites caraqueñas - oligarquías primero y partidos después - ejercen sobre la sociedad zuliana, hasta hoy ha servido a intereses privilegiados. Ha sido el señuelo con el que las élites de estos lados han arrebatado asuntos y recursos al poder central para su usufructo. Expediente al que se recurre cada cierto tiempo para favorecer la apropiación de rentas que robustecen la trama del poder regional.

Es posible que el regionalismo sea el bastión idiosincrásico de nuestro sentir al que ha quedado reducido el sentimiento autonómico que se fundó en los siglos XVIII y XIX y que en palabras de la Junta Reivindicadora de la Autonomía del Zulia (1890) "en el pueblo es un instinto y en todos los zulianos constituye una pasión", de allí su búsqueda con febril agitación. Así, pues, es la autonomía o la autodeterminación la reivindicación política e histórica por excelencia, más allá de la dimensión fiscal/presupuestaria, todavía a la espera de un proyecto de región, de sociedad y de gobierno cargados de pueblo zuliano que aperture los horizontes de su realización.

Esta descentralización que conocemos, su concepción y alcances, sirve para lucrar a la burocracia que transmuta su papel en alcabala recaudadora de peajes sobre los proyectos de inversión regionales y encaja redondita en la vocación de subordinados que tiene buena parte de la dirigencia política local. La descentralización que cocinaron en sus días la Copre y los partidos no le sirve al Zulia ni a sus intereses populares. Apostar por subvertirla y propugnar otro arreglo federal no es separatismo, antes bien es fidelidad constitucional.

Pero además nos atrevemos a sugerir la necesidad de que el regionalismo como savia de nuestra especificidad nacional beba de las fuentes riquísimas de la tradición política socialista y de los valores de la modernidad para la construcción de un ideario que se alinee con las expectativas de vida digna del último de los zulianos. Hay que darle aliento popular al sentir regionalista y rescatar aquella vocación autonómica para hacernos de nuestro futuro. Dos hechos objetivos convocan a agitar las alas. Uno, los tiempos globales que andamos antes que pulverizar las identidades las está avivando. Dos, la desintegración del modelo rentista, base económica del centralismo.

Publicado en el diario Panorama, 9 de abril de 2003.

sábado, 31 de enero de 2009

El estado soberano del Zulia


Historia regional

El estado soberano del Zulia
Orlando Arrieta

Maracaibo en varias oportunidades y por muy diversos motivos, especialmente por culpa del centralismo asfixiante, ha declarado su Autonomía, rompiendo con la unión del resto de Venezuela. El primer intento en convertir al Zulia en República autónoma fue el 28 de enero de 1821, cuando da su "grito de independencia"; el ayuntamiento de Maracaibo, por recomendación del Gobernador Francisco Delgado, reunido en la sala consistorial, declara "al pueblo de Maracaibo libre e independiente del gobierno español cualquiera que sea su forma desde este momento en adelante y en virtud de su soberana libertad de constituye en República democrática" y se incorpora a la Gran Colombia. Es lo que se ha llamado "El pronunciamiento de Maracaibo". Entre los días 20 y 21 de febrero de 1863 se firma un documente por parte del Gobernador Jorge Sutherland, en Maracaibo, y Venancio Pulgar, jefe de operaciones de la provincia, en su cuartel general en Perijá, mediante el cual ambos caudillos independizan la provincia de la unidad venezolana. Luego se pronuncian por la Federación: "No más consideraciones, maracaiberos; la lealtad no nos ordena el suicidio. Rompamos los lazos, proclamemos la independencia". El 2 de marzo de 1863, Miguel María Sanz, secretario del Cantón, publica en bando el decreto sobre elecciones para la Convención Provincial. Luego el 15 de junio de 1863, tras la dimisión del general Páez, Falcón comunica a Sutherland que las Provincias de Mérida, Táchira y Trujillo formarían con la de Maracaibo una sola entidad: el estado Zulia, con capital en la ciudad de Maracaibo.
En el año 1868, durante el mandato del general Jorge Sutherland, como Presidente del estado, emite un decreto separatista que en su artículo 1 dice: "El estado reasume la soberanía delegada en los poderes nacionales, mientras que los pueblos de la unión establecen un gobierno general de conformidad con los estatutos de los Estados Unidos de Venezuela".

Artículo 2: "Continúa rigiendo en el estado la Constitución general y las prescripciones del derecho de gentes"

Dado en el Palacio de Gobierno el 30 de julio de 1868, 5to. de la ley y 10mo. de la Federación".

Lo firman Jorge Sutherland, general de los Ejércitos de la Unión Venezolana, Presidente del Estado Soberano del Zulia, José A. Montiel, ministro de Gobierno y Justicia y Carlos M. López, ministro de Hacienda y Fomento, bajo el título de "Autonomía del Zulia".

Se hizo llegar a todo el cuerpo consular radicado en esta ciudad, así como a los jefes de comandancia, artillería, tribunales, etc. El territorio comprendía el de las extinguidas provincias de Maracaibo, Mérida y Táchira, que se denominarían secciones. Sólo treinta y cinco días mantuvo su soberanía el estado, ya que el 5 de octubre Jorge Sutherland emite otro decreto derogando el primero; artículo 1: "En virtud del convenio celebrado entre el gobierno provisorio de la unión y de este estado, por medio de los respectivos comisionados especiales de una y otra parte, el Zulia queda reincorporado a la Federación venezolana desde esta fecha".

Estos dos últimos documentos históricos fueron encontrados hace 17 años por los investigadores Nury Pineda, Liliana Alvarez, perteneciente al departamento de investigación del Archivo del estado, cuando revisaban documentos destinados a clasificación en una casa de la calle Ciencias (de Maracaibo), que servía de depósito al Acervo Histórico y dado a publicidad por el historiador doctor Rutilio Ortega en 1986.

El Zulia se reincorporó a la unión el 5-10-1868. En noviembre de ese mismo año renuncia el gobierno provisorio del estado, Sutherland se embarca para Curazao el día 4 de noviembre y una asamblea popular realizada el 11 de noviembre de 1868 designa como presidente provisonal del estado al general Venancio Pulgar.

El 21 de junio de 1869, Venancio Pulgar, presidente del estado, redacta un manifiesto donde declaraba rotas las relaciones políticas con el Gobierno Naciona y dos días después, el 23 de junio, la legislatura del estado Zulia, presidida por el señor Santiago Carías, sanciona acuerdo declarando que desconocía la autoridad del actual gobierno nacional para intervenir en los asuntos del Zulia; que éste era libre e independiente, reasumía su soberanía en toda su plenitud y que investiría al general Pulgar de las facultades que fueran necesarias para la efectividad de esta declaratoria, nombrándole presidente constitucional del estado.

Parece ser que durante el gobierno del presidente del estado, Vincencio Pérez Soto -inició su mandato el 7 de junio de 1916- hubo otro intento que está siendo investigado por Tomás Polanco Alcántara, individuo de número de la Academia Nacional de la Historia, quien descubrió en los Archivos secretos del Vaticano un prototipo de bandera y de constitución regional, probablemente aupado por las compañías petroleras transnacionales, ya que de esa manera podrían manipular o dominar más fácilmente al gobierno del estado que al general Gómez, presidente de Venezuela. Es necesario seguir investigando la documentación para determinar la veracidad de éste último hecho. En fecha reciente fue propuesta la formación de la República del Zulia, pero no por idea regional sino extranjera.

Publicado en el diario La Verdad, 10 de julio de 1999.

viernes, 30 de enero de 2009

La República del Zulia

Propuesta en 1999 del Alcalde de Cúcuta, de crear la República del Zulia
uniendo los territorios del departamento colombiano del Norte de Santander,
los estados andinos de Venezuela: Táchira, Mérida y Trujillo y el Zulia.

Verdades Dolorosas
La República del Zulia

Ernesto García MacGregor


Increible pero cierto, el Presidente Pastrana, en un gesto de rendición incondicional, le entregó más de 40000 kilómetros cuadrados a los guerrilleros para que estos pudiesen vivir tranquilos en sus casas mientras hacían sus fechorías sin tener que preocuparse por persecución alguna.
Hace unas semanas en plena conversaciones de paz (capitulación), la FARC se burló del gobierno y secuestró descaradamente a un grupo de feligreses y pasajeros de un avión. ¿Y que hizo Pastrana ante tal afrenta? los regañó públicamente y exigió que inmediatamente dejaran en libertad a los rehenes so pena de excomunión y de cambio de status de secuestros políticos por el de secuestros vulgares.

Fue tanto el miedo que sintieron los bandoleros comunitas ateos, sobre todo de ser excluidos de la Iglesia Católica, que contestaron masacrando a 35 soldados del Ejército.

Es por todo eso que la proposición del Alcalde de Cúcuta de crear la República del Zulia tiene más sentido y posibilidades que la farfulla de Pastrana.

Y es que los intentos separatistas del Zulia, más que un afán regionalista a ultranza, han sido motivados a la posición geopolítica que la región siempre ha ocupado en el continente.

De los tres polos de desarrollo existentes en el país desde los tiempos de la Colonia, el eje formado por Maracaibo-Los Andes-Santander, estaba conpletamente incomunicado con el resto de la nación por la falta de carreteras, pero íntimamente entrelazados entre sí por los caminos de recuas, y sobre todo por la gran cantidad de ríos que desembocaban en el Lago y cuyo punto final era el Puerto de Maracaibo, cabeza soberana de una rica región que producía café, cacao, cueros y muchos productos más.

Se decía que Maracaibo estaba más cerca de Nueva York que de Caracas.

Y en efecto, para viajar a la capital se necesitaba pasaporte, porque era necesario viajar primero a Curazao, luego embarcarse en un trasatlántico que hiciera escala en Puerto Cabello y de allí en tren se iba a Caracas. Pero además de las razones expuestas, Maracaibo siempre ha tenido tendencia hacia la Autonomía, en parte porque desde un principio perteneció al Virreinato de Santa Fé de Bogotá y sólo fue después de 1777 cuando formamos parte de Venezuela. Posteriormente nuestro Gobernador Miyares y ulteriormente el Diputado José Domingo de Rus, lucharon por la independencia de la región.

Rus quería anexar Riohacha al territorio para así crear la Capitanía General de Maracaibo.

En ese sentido y refiriéndose a nuestro querido lar le escribió al Rey (de España) en los siguientes términos: "Ni por un momento Maracaibo debe depender de Caracas, que todo lo absorbe y nada concede a las pobres provincias subalternas a quienes mira con desprecio".

Posteriormente el Libertador hace mención a una República Central (Nueva Granada y Venezuela) cuya capital sería Maracaibo. Después y en varias ocasiones, se propuso reunir en un solo territorio las regiones de Santander, Estados Andinos y Maracaibo, tal como hoy en día lo propone el Alcalde de Cúcuta.

En tiempos de José Tadeo Monagas, nuestro tremenedo Venancio Pulgar fue nombrado jefe de operaciones de un Zulia independiente, el cual elegía sus gobernantes, tenía su propia Asamblea Constituyente y hasta su propia Constitución.

Pero al morir José Tadeo (84 años de edad), lo sustituyó su hijo José Ruperto, quien desgraciadamente no resultó ser tan amigo del Zulia como lo fue su padre.

Y después vendría Guzmán Blanco, quien estaba antojado en convertirnos en una "playa de pescadores" y hasta llegó al colmo de quitarle el nombre al Zulia para incluirlo en el Estado Falcón.

Para mayor humillación, la capital sería entonces la pequeña población de Capatárida. No es por nada pero me suena a Chávez. Que oiga quien tiene oídos.....


Tomado del diario Panorama, 30 de junio de 1999.

jueves, 29 de enero de 2009

Artículos de Opinión

Algunos artículos de opinión publicados en prensa y en internet referentes a la demanda de autonomía del Zulia:

Patria Zuliana

Johel Salas
La Verdad

El Zulia, además de bendecida por la naturaleza, es una gran nación....


...Somos tierra de creadores, a quien un viejo centralista quiso reducir a playa de pescadores, que orgullosamente también lo somos por ofrenda del Lago, al igual que agricultores, mineros, comerciantes, poetas, músicos y pintores. Somos gente energizada por el Catatumbo que alumbramos el camino a seguir. Siempre ha sido así, y "las veces que los sátrapas quisieron tu mancilla... cayó sobre sus frentes tu rayo vengador"....

El Zulia y la Descentralización I
Ángel Lombardi
Blog República del Zulia
Diario de Los Andes


La revista SIC hace aproximadamente 30 años, me solicitó un trabajo para ser publicado sobre la especificidad del Zulia; porqué somos una región con ciertas particularidades, cultivada por lo demás.....

....Maracaibo y el Zulia, han "padecido" de insularidad y extrañamiento con respecto al resto del país, todo ello cambió radicalmente con la "llegada" del petróleo pero lo que nunca cambió fue el "centralismo caraqueño" y la obcecada negación de una realidad "federal" de la República...

El Zulia y la Descentralización II
Ángel Lombardi
Analitica.com

....El Zulia como un colectivo y expresado a través de unas instituciones, se ha ido preparando para el “autogobierno” en el sentido constitucional de un federalismo concurrente de corte moderno y progresista....


El Zulia y la Descentralización III

Ángel Lombardi
Analitica.com
Blog República del Zulia

Con el advenimiento de la economía petrolera del siglo XX y el régimen andino el centralismo, se acentúa aunque en el lenguaje se siguiera insistiendo en la idea de los principios federales hasta llegar a la contradicción extrema de identificarnos en otra dictadura centralista, con la irónica denominación de Estados Unidos de Venezuela....


El Zulia ¿Estado, República o Comunidad Autónoma?
Rodolfo J. Táriba
Predicado

Históricamente, la Provincia de Maracaibo y la Provincia de Venezuela fueron entidades separadas durante el período colonia...
....Con el nacimiento de la República de Colombia, auspiciada por el Libertador Simón Bolívar, el Congreso de Cúcuta (2-10-1821) crea el Departamento del Zulia, que abarcaba gran parte de los actuales estados Mérida, Trujillo y Falcón, con Maracaibo como ciudad capital, y es separado administrativamente del Departamento de Venezuela.....


La independencia del Zulia ¿realidad o ficción?
Norberto José Aguilar

.....No es igual proclamar, vociferar "como loquitos", la independencia del Zulia, que ponerse a construirla. Esto último requiere de mucho trabajo y tiempo, más del que los politiqueros y algunos de nosotros estamos dispuestos a invertir.

La República del Zulia
Alirio Figueroa Zavala

.....El General Venancio Pulgar desconoció el gobierno de Ruperto Monagas y con la legislatura del Zulia, acordó que el Estado Zulia reasumía su soberanía en toda su plenitud y por consiguiente era un Estado libre e independiente. Quizás este hecho produjo en aquellos tiempos un fuerte sentimiento independentista en el pueblo Zuliano.

El Nuevo Zulia
Néstor Suárez
Organización por la Democracia Liberal en Venezuela

....¿Te imaginas el Nuevo Zulia? A) Un Gobierno regional con un presidente y un senado, sólo para las funciones propias del estado: seguridad, justicia y obras públicas; y nada más, para que lo haga con eficacia, sin clientelismo populista, despilfarro, ni corrupción galopante. B) Empresas privadas libres de trabas burocráticas y reglamentaciones controlistas, capitalizadas con las privatizaciones, en competencia, y en crecimiento constante....


Independencia Maracaibera
Rafael Díaz Blanco

En estos días de agobiante centralismo, de vuelta al autoritarismo militarista, de escasas manifestaciones del Zulia autonómico, de entrega y reacomodo complaciente de muchos coterráneos, particularmente de elites regionales que distan de ser selectas, Juan Carlos Morales Manzur refresca el ambiente con su Perspectiva histórica de la independencia maracaibera, trabajo para su ingreso como miembro de número, sillón XX, de la Academia de Historia del Zulia......

De la Independencia del Zulia
Fergus Walshe

....Gran ejemplo de este proceso y la desconfianza de las provincias hacía el poder de Caracas, es la que se desprende de la Constitución de Venezuela de 1811, donde se distingue a "una nación bajo el sistema de confederación y que cada provincia conservara su soberanía, libertad e independencia"....

 
template by suckmylolly.com